La Sentencia de la Audiencia Provincial de A Coruña 277/2019, de 26 de
Junio de 2019, confirma una condena del Juzgado de lo Penal por un DELITO DE
DESCUBRIMIENTO Y REVELACIÓN DE SECRETOS previsto en el artículo 197.1
del Código Penal a la pena de 1 año y 2 meses de prisión y 15 meses de multa a
la acusada que aprovechando un descuido de una conocida cogió sin permiso de
la anterior su teléfono móvil y, tras anular el sistema de bloqueo mediante el
método que días antes había visto utilizar a su usuaria, se dispuso a examinar el
contenido de la aplicación WHATSAPP. De este modo leyó una conversación
confidencial grabada que a través de WhatsApp la titular del móvil había
mantenido días atrás con un tercero. A fin de enterarse bien de lo que ambos se
dijeron, manipuló el móvil para enviar el contenido integro de todas las
conversaciones registradas entre los mismos entre diciembre de 2012 y julio de
2014 a una cuenta de correo electrónico de la que era titular la acusada.

Recuerda la Audiencia Provincial “en relación a la conducta enjuiciada,
interesa resaltar que el tipo objetivo del artículo 197.1 del Código Penal requiere
solamente un acto de apoderamiento, sin necesidad de que el autor llegue a
descubrir los secretos o vulnerar la intimidad (Sentencia del Tribunal Supremo
553/2015, de 6 de octubre).”

Es decir, que basta con el hecho de apoderarse de un móvil sin
consentimiento del titular del mismo, para incurrir ya en una posible conducta
delictiva, que puede conllevar pena de prisión.